Traducciones Juradas

En un mundo cada vez más globalizado, a menudo estamos expuestos a la traducción sin darnos cuenta. Desde el título de una película hasta una red social, es posible notar cómo el acto de traducir se ha convertido en algo necesario para nuestra vida cotidiana. Por mucho que tengamos tanto acceso a la transición de un idioma a otro, hay veces en que la traducción va más allá de conocer dos o más idiomas.

Dentro del área de la traducción, existe la Traducción Jurada, que no es más que un tipo de traducción (o versión) hecha por un Traductor Público – o Traductor Jurado – cuya función es traducir documentos extranjeros para que sean válidos en el país de la lengua de destino. En el caso del Brasil, un Traductor Público debe ser concursado debe estar reconocido por la Junta Comercial de la unidad federativa en la que trabaja. La traducción, además del cuerpo del texto propiamente dicho, consiste en la firma y el sello del Traductor Público correspondiente, el membrete y el reconocimiento de la empresa en una notaría y/o embajada.

Además de que es indispensable que el traductor tenga poderes certificados por el Estado para garantizar la legalidad de un documento reproducido en otro idioma, la Traducción Jurada requiere un cuidado especial. En la traducción de un texto jurídico se tropieza con tres dificultades: el dominio de los términos, la fraseología y la fluidez idiomática en los idiomas de destino y de origen, el conocimiento del ordenamiento jurídico de esos idiomas y la ejecución de las pautas textuales y diagramáticas para finalizar la traducción. La importancia de cumplir con estos desafíos determina una traducción de calidad.

Los certificados, documentos de identidad, diplomas, expedientes, contratos y acuerdos son algunos de los ejemplos de documentos que requieren una traducción jurada. Hay casos en los que la traducción de un texto técnico debe ser jurada, ya que puede servir como documento jurídico en el futuro. Este tipo de traducción es válida en todo el país, normalmente requerido por empresas, universidades, bufetes de abogados o incluso el Estado.

Garantizamos que nuestros servicios se prestan con excelencia. Además de contar con agilidad, nuestras traducciones son fieles y fluidas, realizadas por profesionales cualificados que tienen un rico conocimiento de varios idiomas. También contamos con un equipo de diagramadores, garantizando la autenticidad y el formato requerido. Valoramos la calidad y la transparencia, además de ofrecer una excelente relación costo-beneficio.

Tradução Juramentada